Azules en el Tenis de Mesa

Desde el 01 al 03 de abril, se efectuará en nuestro país el Clasificatorio Olímpico Latinoamericano, que otorgará once plazas para los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Gustavo Gómez y Juan Lamadrid, son incondicionales hinchas AZULES pertenecientes a Team Chile, que representarán a nuestro país este fin de semana en el Clasificatorio Olímpico de Tenis de Mesa para Río 2016.

Además de estar concentrados en su preparación para el clasificatorio, no pierden oportunidad de acompañar a Universidad de Chile al estadio cuando están sin torneos. Son chicos, que saben de pasión, se entregan con todo cuando tienen que representar a Chile, y con esa misma pasión alientan en galería sur.

Estuvieron en el partido frente a Universidad de Concepción y también frente a Colo Colo, donde el resultado no fue lo que esperaban, pero como dice Gustavo Gómez “La pasión por la U nos mueve y hay que estar ahí.”

Nos comentan que a Beccacece, hay que darle tiempo, que pensaron que con su llegada era como tener a Sampaoli, pero no ha sido así “Ahora es solo cosa de darle tiempo, estoy seguro que repuntaremos” nos comenta Gustavo Gómez.

Aunque están a pocos días, de comenzar el torneo preolímpico, no se sacan a la U de la cabeza y señalan que el partido del domingo, frente a Wanderers es clave.

Para Juan Lamadrid, Canales es un gran referente por la entrega “Y el título que le dio a la U frente a Católica”.

Gustavo en cambio, se identifica con el capitán “Johnny,  siempre ha defendido los colores, es el que más me representa”.

Y ambos nos comentan, que entre los históricos, Diego Rivarola se ganó sus respetos, es una gran persona y fue un jugador con mucha entrega. No olvidan los goles que Rivarola convirtió frente al archirrival.

Estos Azules invitan a todos quienes quieran apoyar el Tenis de Mesa, para este fin de semana en Ramón Cruz 1176, Ñuñoa. El Evento Olímpico es gratuito y desean sentirse como los mismos futbolistas del cuadro mágico, cuando salen del túnel del Nacional vibrando con el apoyo del público, de su gente, de su hinchada y en este caso, de su país.

Por Romina Muni