Cuadro mágico comenzó con el pie izquierdo la Libertadores

Universidad de Chile comenzó de la peor manera posible su participación en la Copa Libertadores. En el Campus de Maldonado, cayó por 2-0 ante River Plate de Uruguay, complicando sus opciones de clasificar a la fase grupal del certamen más importante del continente.
Lo más triste de todo, es que como medio no pudimos transmitir de manera normal el encuentro, ya que, horas antes del encuentro fuimos notificados que FOX Sports adquirió los derechos radiales y había que pagar una gran suma de dinero para poder llevar el duelo de nuestro cuadro mágico.

Entrando a la cancha, el cuadro charrúa, debutante en la copa, comenzó mejor el partido, con vértigo pero sin generar oportunidades de gol. La primera oportunidad para destacar corrió por cuenta de la visita con un remate de distancia de Sebastián Martínez.

A los 24’ un centro de Monzón encontró la mala salida del portero Nico Pérez que no pudo conectar de buena manera Mathías Corujo. La respuesta de los locales llegó a los 30’ con un tiro de fuera del área de Ángel Rodríguez.

La más clara del primer tiempo llegó en los descuentos y con polémica. Mario Leguizamon dio un preciso pase a Michael Santos que remató por encima de Jhonny Herrera, quien lo derribó en el área, lo que fue desestimado por el juez Loustau, ante los reclamos airados de los locales.

En el complemento los dirigidos por Sebastián Beccacece comenzaron mejor y se crearon algunas situaciones de gol. La más clara a los 50 por intermedio de Gustavo Canales, que tras una habilitación de Luis Fariña remató en el área obligando al lucimiento del portero Nico Pérez.

No obstante, fue el elenco de Juan Ramón Carrasco quien logró abrir el marcador. A los 62 minutos, Michael Santos derrotó a Jhonny Herrera mediante lanzamiento penal, luego que el juez trasandino, Patricio Lostau, cobrara una infracción en el área de Luciano Monzón.

Tres minutos más tarde, el mismo Santos pudo aumentar las cifras, pero el capitán azul, Jhonny Herrera estuvo fenomenal llegando abajo a su derecha para evitar el nuevo grito de gol. Pero el segundo uruguayo llegó poco después.

Cuando el reloj marcaba los 72’, un error de Johnny Herrera que dejó suelto el balón, fue aprovechado por el recién ingresado delantero colombiano, César Taján batiera el arco nacional por segunda vez, aunque quedan las dudas porque algunos también lo ven como un autogol del portero azul.

Con la desventaja, River Plate le dejó la iniciativa a los azules, que intentaron de manera desordenada un descuento, el que finalmente no llegó, sentenciando el 2-0 favorable a los de Juan Ramón Carrasco.

Universidad de Chile, en la revancha, deberá superar por una diferencia de tres goles el próximo 9 de febrero en el estadio Nacional a River Plate para poder clasificar a la fase grupal de la Copa Libertadores.