Cuando la U lo dio vuelta y marcó ocho a Temuco

El próximo rival de la U nos dejó algunos recuerdos que se remontan a los años 90, específicamente en 1997. En aquella oportunidad, fue la última vez que el equipo azul marcaba 8 goles, aparte de los que anotó a O’Higgins de Rancagua, cuando recién comenzaba la era de Sebastián Beccaccece.

En ese entonces, la U disputaba la octava fecha del Torneo de Clausura, jugando de local en el Estadio Nacional. Hace 19 años se haría presente el lema “Lo Damos Vuelta”, aunque en esos tiempos aún no existía dicha frase, que actualmente ya forma parte de la mística azul. El equipo de aquel entonces era dirigido por Roberto Hernández, quien titularía campeón a la U de la Copa Apertura, en 1998.

En ese memorable partido ante Deportes Temuco, la U remontó un marcador de 1-3 en contra. Sólo durante el primer tiempo se anotaron siete goles, quien abrió la cuenta para los azules fue Rodrigo “Chamuca” Barrera. Sin embargo, rápidamente el equipo sureño marcó tres tantos en sólo 12 minutos.

No obstante, una fuerte falta cometida por el defensor Temuquense, Hernán Cativa, comenzó a poner el panorama cuesta arriba para los sureños. A los 33’, Víctor Hugo Castañeda anotó el segundo gol azul, luego Clarence Acuña hizo lo propio sólo tres minutos después, para que más tarde, Cristián Castañeda anotara el cuarto tanto, finanlizando el primer tiempo.

Los hermanos Castañeda fueron protagonistas en un partido que tuvo guerra de goles. En el segundo tiempo, nuevamente el actual DT azul Víctor Hugo Castañeda marcó el quinto gol, Rodrigo Barrera se matriculaba con su segundo tanto en el partido, dejando el marcador 6-3. Más tarde, a los 22 minutos Eduardo Arancibia anotó el séptimo, para finalizar con el gol de Pedro González, el octavo a los 29 minutos de juego.

Ese especial partido ante los sureños, fue la tercera vez en la historia que la U pudo celebrar nada menos que ocho goles en un partido. En 1963 se le anotaron también ocho tantos a Everton, lo mismo sucedió ante San Felipe en 1966.