Cuando el Bulla sale a la cancha… ante Audax Italiano en La Florida

Esta tarde a las 18:00 horas, Universidad de Chile tiene una nueva oportunidad de acercarse a los líderes del campeonato, cuando enfrente a Audax Italiano en su visita a La Florida. El cuadro mágico llega con la confianza en alto, precedido de su triunfo ante Palestino la semana pasada.

Hoy nuestra querida Universidad de Chile salta nuevamente a la cancha. Esta tarde, aproximadamente a las 18:00 horas, saldrá a enfrentar a Audax Italiano, uno de los equipos protagonistas del torneo de clausura.

El elenco de Angel Hoyos tuvo, después de largo tiempo, una semana tranquila y sin convulsiones médiáticas. El triunfo la semana pasada ante Palestino descomprimió el ambiente, sumado a la ida de Gastón Fernández, lo que generó que el equipo se soltara y pudiera exponer su mejor versión en la fecha pasada.

Como dice la jerga hípica: “Caballo bueno repite”, por lo mismo el DT Hoyos decidió que la oncena titular sea la misma que comenzó el partido anterior ante elenco árabe, vale decir con Herrera en portería; Rodríguez, Vilches, Jara y Beausejour en defensa; Reyes, Espinoza y Lorenzetti en el mediocampo; Rozas, Mora y Benegas en delantera.

Por su parte, Audax Italiano no tuvo una semana tranquila. Los líos dirigenciales del cuadro itálico con la municipalidad de La Florida han alterado incluso al plantel, donde el arquero Nicolás Peric salió públicamente a criticar al edil de la mencionada comuna Rodolfo Carter, por las dificultades viales y de seguridad que el municipio impone a los hinchas que acuden al estadio Bicentenario.

La formación de los tanos sería:  Nicolás Peric; Jorge Faúndez, Hans Martínez, Nicolás Ferreyra, Osvaldo Bosso; David Drocco, Bryan Carrasco, Joe Abrigo; Diego Vallejos, Sergio Santos y Marcos Riquelme.

Esperemos que la U continúe por la senda del triunfo y se afirme en la parte alta de la tabla. Recuerda escuchar los entretelones de este partido a partir de las 16:30 horas, a través de nuestro programa “La Síntonía Azul”, con el inconfundible relato de José “Pepe” Ormazábal y de todo su equipo humano y técnico.