Hace 7 años Sudamérica se rendía a los pies de Universidad de Chile

Hace exactamente 7 años el romántico viajero derrotaba por 3-0 a Liga Universitaria de Quito y levantaba su primer título internacional en su historia. De la mano de Jorge Sampaoli y de un intratable Eduardo Vargas, el león ponía de rodillas a Sudamérica con su juego, calidad e intensidad. 85 años tuvieron que pasar para que Universidad de Chile tuviera que conquistar un título internacional, y que mejor que ganarlo en una campaña histórica, siendo campeón invicto y teniendo como máximo goleador de la copa al segundo mejor jugador de américa en ese año, Eduardo Vargas.

La ruta del campeón comenzó inesperadamente en Concepción, en una llave contra Deportes Concepción en la llamada “pre Sudamericana”. El partido de ida en la octava región causaba algunas dudas en la U, quien no pasaba del empate. 2-2 con goles de Gabriel Vargas y Francisco Castro. El partido de vuelta en el nacional le daba la clasificación el león que sacaría adelante el partido por 2 goles a 0, con goles de Gustavo Canales y Diego Rivarola.

La siguiente llave sería contra el humilde pero duro de vencer, Fénix de Uruguay. El partido de ida sería en el estadio nacional y sería el más flojo de los azules en la campaña. Con gol de Eduardo Vargas, la “U” vencía por 1-0 al equipo uruguayo. En el partido de vuelta no se sacarían ventajas, pero gracias a la victoria de local,el equipo de Sampaoli sacaba pasajes para la siguiente ronda. ¿El próximo rival? El equipo del muñeco Gallardo, Nacional de Uruguay, uno de los equipos más grandes de dicho país. Aquella llave le daba a la U un plus importante para el futuro. Eliminar a un grande de Uruguay y clasificando inapelablemente, lo transformaría en un equipo favorito a ganar la copa. El partido de ida fue 1-0 con gol del artillero del certamen, Eduardo Vargas.  El partido de vuelta en el parque central solo duraría un tiempo, tras agresión de la barra local al primer asistente del partido. Eso si, el león alcanzaría a marcar dos goles. Matías Rodríguez y Eduardo Vargas serían los goleadores de la jornada.

Lo mejor estaría por venir. El mejor partido de la U lo haría en el mítico maracaná y al Flamengo de Ronaldinho Gaucho. Partido impecable, de principio a fin. El león humillaba al equipo de Rio de Janeiro con un marcador de 4-0. Pepe Rojas, Eduardo Vargas x2 y Gustavo Lorenzetti le daban un triunfo histórico el club, que no le dio ventaja alguna al equipo dirigido por Vanderlei Luxemburgo. El partido de vuelta sería un mero trámite. 1-0 con Marcelo Díaz como anotador le daba los pasajes a la U de Chile a Cuartos de Final.

El próximo escollo sería Arsenal de Sarandí, que años antes había conquistado la Copa Sudamericana a costas del América de México. El partido de ida sería en tierras trasandinas. Aquel partido sería el primero en que Johnny Herrera recibía un gol, luego de 544 minutos invicto. El partido comenzaba favorablemente para la “U”, luego de un carrerón impecable de “turboman”, quien corrió más de 60 metros para sacarse al portero y definir con el arco desguarnecido. Ya en el segundo tiempo el equipo argentino dirigido por Gustavo Alfaro le daba un golpe a la U marcando el 1-1 gracias al gol de Mauro Óbolo. Pero en el minuto 79 una jugada de Gustavo Canales obligaría el defensor del equipo argentino a derribarlo y al juez del partido marcar la pena máxima. Con una frialdad impecable, el nacido en general Roca transformaría el 2-1 y le daba al equipo mágico un triunfo importantísimo para la vuelta en Santiago.

En Ñuñoa el león se demoraría solo un tiempo en cerrar la llave. En el minuto 10 “Edu” Vargas aprovecharía un rebote en el área y marcaría el 1-0 en el arco sur del principal recinto del país. El segundo sería a 1 minuto de terminar el primer tiempo. Jugada fenomenal de Vargas por la orilla derecha que al enfrentarse mano a mano con el arquero Campestrini decidiría dejársela en bandeja de plata a Francisco Castro, quién anotaría el segundo sin que nadie se lo impidiera. La Guinda de la torta la colocaría Canales en el inicio del segundo tiempo, que aprovecharía una desatención de la defensa del equipo de Sarandí.

En semifinales el rival sería Vasco da Gama, el único rival que puso en verdadero aprieto al equipo de Sampaoli y compañía. La ida fue en tierras cariocas, al igual que la llave contra Flamengo. El partido no comenzaba de lo mejor para el bulla, quien veía como por primera vez en la copa comenzaba un partido abajo en el marcador. En el minuto 33 del primer tiempo Bernardo anotaría el 1-0 para el local y le ponía presión al visitante. Sin embargo, bien entrado el segundo tiempo, Osvaldo González anotaría el histórico empate tras un cabezazo luego de un centro a la medida del actual jugador del Bayer Leverkusen, Charles Mariano Aranguiz. Minuto 77 y la hinchada local se enmudecía con el gol de “Rocky”. 1-1 y Universidad de Chile volvería a Chile con un resultado que le permitía soñar con la final. La vuelta sería en plaza Chacabuco. Más de 22 mil espectadores se dieron cita en la catedral de futbol chileno para ver al león pasar a la final de copa. El primer gol del partido sería al minuto 30 y correría por parte del Canales, quien aprovecharía el rebote del arquero brasileño para marcar el primero del partido. El segundo y el definitivo sería en el minuto 27 del segundo tiempo, con el rival en busca del empate, Eugenio Mena aprovecharía la libertad por la banda izquierda para mandar el centro para Eduardo Vargas quien definía a merced. 2-0 y Universidad de Chile ya hacía historia al pasar a la final de la copa sudamericana. Si bien ya se había logrado algo histórico para la historia del club, los jugadores y cuerpo técnico querían ganar la copa sin lugar a dudas.

El rival en la final sería el más ganador del último tiempo en Ecuador, Liga de Quito. El equipo ecuatoriano estaba comandado por el técnico Edgardo Bauza y las figuras del equipo, Ezequiel González y Hernán Barcos. Además, venían de ganar la misma copa 1 año antes y de levantar la copa libertadores.

El partido de ida sería en la casa blanca de Quito. El rival venía invicto como local, pero Universidad de Chile cambiaría la historia, una vez más. Dicho partido estaría marcado por el ingreso de Albert Acevedo, exclusivamente para marcar al 10 de la liga, Ezequiel Gonzalez. Dicha estrategía le saldría perfecto al casildense, quien con el ingreso de Albert anularía por completo al 10 y gracias a él saldría el primer gol de partido, tras ganar un balón dividido en propia área, posteriormente la pelota le llegaría a la aduana del equipo, Marcelo Díaz quien habilitaría magistralmente a Eduardo Vargas quien se sacaría a cuanto defensa blanco se le interpondría en el camino y al mismo portero para marcar el primero. De ahí en adelante el partido sería de ida y vuelta, pero los ecuatorianos no podrían igualar el partido. Universidad de Chile se volvería a Santiago con 3 puntos de oro, marcando el gol de visita tan laureado y no recibiendo ninguno. La vuelta en el estadio nacional sería un carnaval, de principio a fin.

Más de 46 mil espectadores asistirían a la noche mágica del romántico viajero. Con un coro de todo el estadio cantando con más fuerzas que nunca el himno de la “U”, el partido comenzaría con la U ganando una envión anímico igual al de la selección chilena en el mundial de Brasil 2014, cuando más de 30 mil chilenos dejaron impactados a los españoles al corear el himno nacional en el Maracaná.

El partido comenzaría dulce para el león, quien a los 3 minutos ya convertía el primero. ¿Quién lo anotaría? Si, el mismo de toda la competición, el crack Eduardo Vargas quien aprovecharía una serie de rebotes en el área de Liga de Quito para marcar el primero del partido y el décimo de Vargas en la copa. El gol de la tranquilidad sería en el minuto 80, cuando Gustavo Lorenzetti anotaría el segundo tras el rebote de Domínguez luego del disparo de Vargas. El tercero y la guinda de la torta correría por parte de Vargas en el minuto 87, con un golazo de antología. Era el segundo de la noche para Eduardo y el undécimo en la competición para el criado en Renca. 3-0 y la U levantaba una histórica copa, la primera en el ámbito internacional para el equipo mágico.

Aquel equipo quedará marcado con letras doradas en la historia del club y del futbol chileno. Ese equipo que puso de rodillas al flamengo de Ronaldinho, ese equipo que ganaría la copa invicta con 10 partidos ganados y 2 empates, con 21 goles a favor y solo 2 en contra, ese equipo que bailó a cada rival que se le puso enfrente, ese equipo que se paró de igual a igual a grandes equipos de América como Nacional de Uruguay, Vasco da Gama y Liga de Quito. Si, ese equipo, el mejor equipo chileno en los últimos años, dejó marcado una huella imborrable para el hincha del romántico viajero.

Plantel Campeón Copa Sudamericana 2011:

  • Arqueros: Johnny Herrera y Esteban Conde
  • Defensas: Marcos González, José Rojas, Osvaldo González, Albert Acevedo, Matías Rodríguez, Eugenio Mena, Paulo Magalhaes
  • Volantes: Guillermo Marino, Marcelo Díaz, Charles Aranguiz, Nelson Rebolledo, Gustavo Lorenzetti
  • Delanteros: Eduardo Vargas, Gustavo Canales, Diego Rivarola y Francisco Castro.

 

Jorge Andrés Romero Tapia| Radio AzulChile.cl