Heller golpeó la mesa: “Se acabó la buena onda”

El presidente de Azul Azul entregó una conferencia de prensa para comentar la salida de la dupla técnica Castañeda-Musrri y de pasada, repasó a un referente del equipo.

Luego de tres días de espera, en donde en el segundo, solo a través de la web, Universidad de Chile confirmó la salida de la dupla técnica, los directivos salieron al paso de todo lo sucedido en el equipo azul.

Carlos Heller acompañado de todos los dirigentes, comentó respecto al mal año de la U y la partida del cuerpo técnico.

“Tuvimos un pésimo año, dos cuerpos técnicos, dos fracasos deportivos teniendo la posibilidad de clasificar a una copa internacional, pero queríamos ganar el derecho en cancha. El directorio sigue unido, ha hecho sus mea culpa y obvio que queremos salir adelante. Cuando el barco se está hundiendo no voy a dar un paso al costado”, comenzó diciendo en la conferencia.

Pero, la salida de uno de los históricos de la banca azul fue con elástico, ya que, “El eterno capitán”, Luis Musrri se quedará en la U, pero en otras funciones: “Musrri sigue con nosotros, no estará en el cuerpo técnico del primer equipo, estará en otra función. Le preparamos un camino para que se desarrolle, pensamos que viaje a hacer algunas cosas y se proyecte para el futuro. Irá paso a paso, queremos respetar a nuestro capitán”.

La pregunta venía de cajón. El viernes el capitán Johnny Herrera, criticó duramente el tema de una dupla técnica y las decisiones que está tomando Azul Azul, consultado con respecto a esa situación y si “había jugadores cabrones en la U”, el presidente de la concesionaria respondió duramente.

“Herrera es el capitán y un referente de la U, respetamos su posición, su palabra, pero a veces no compartimos la forma ni en el momento que las dice. Debemos tener una conversación en privado con él, apenas vuelva de sus vacaciones y vamos a aclarar esta situación. No es bueno ventilar por la prensa las incomodidades”

Y siguió más allá: “No nos  gustan los jugadores cabrones. Vamos a parar el tema de tanto hablar, se acabó la buena onda, vacas sagradas acá no hay. Es una institución que va más allá de alguien que lo haya ganado todo como Johnny Herrera (…) no por ser referente serás dueño del club. Acá damos la cara y lo decimos y que ellos digan en qué fallaron, qué culpa tiene el directorio cuando se pierden un gol. Se necesita autocrítica más profunda”, cerró diciendo el timonel azul.