El jugador número 12

A través del tiempo ha quedado claro que la Universidad de Chile tiene una mística increíble con su hinchada, y es que no es misterio para nadie que a veces las barras son capaces de ganar partidos, bueno, la “U” no ha sido la excepción.

Podría nombrar muchos momentos, demasiados, pero terminaría mañana o pasado. Sin lugar a dudas el partido ante unión española fue una demostración de que el factor “hinchada” si se cumple en nuestro hermoso club, y anteriormente se cumplió ante Iquique; en el despliegue de la bandera gigante, y es que ese momento fue único e irrepetible, y fuimos todos testigos de empatar ese partido.

Los de abajo, al pasar de los años se han transformado en el jugador número 12 de nuestra “U”, la barra se agrupa de una manera tan espectacular que logra acaparar la atención de los jugadores y posteriormente, éstos la transforman en resultados positivos.

Ejemplos hay muchos, como en 2012 ante O’Higgins, en una final realmente no apta para cardíacos, en donde los verdaderos hinchas de la “U” sabíamos que lo daríamos vuelta, o también en ese mismo año ante Deportivo Quito, sí, luego de un global desfavorable 4 a 1. Aun así el estadio se llenaba al tope y la Chile lo ganaba posteriormente por 6 a 0 en un partido que sin duda alguna nos sacó lágrimas por lo mágico que se vivió esa noche en el coliseo.

Para hablar de la U, es indispensable no hablar de Los De Abajo, porque aunque a muchos les cueste reconocerlo; uno no es nada sin el otro, porque van de la mano, esta hinchada como dice esa hermosa canción, “se merece un monumento”, ¿Por qué?, bueno, “por su aguante y por todo el sentimiento”.

Carlos Cornejo