La Crónica de JotaC “3 puntos, digan lo que digan”

Era el duelo de campeones del fútbol chileno. Primera fecha. Región del Maule. Y algunos monos aún esperan el gol de San Luis en el Nacional, dice la leyenda.

La U viajó a Curicó buscando los primeros puntos. La estadística, si bien es la mina fea que se comen los periodistas, no era favorable para los azules. La última vez que la U ganó el primer partido fue el 2014, bajo el mando de Martín Lasarte. 3 – 1 ante Cobresal, fue el resultado de aquella tarde.

También viajó la hinchada, como siempre. El problema es que los muchachos que lograron sacar ticket, tuvieron que pagar lo mismo que se cobraría en una final de Sudamericana. ¿11mil pesos, señores dirigentes? Quizás no dolería tanto si a la cancha entra Maradona, el Matador Salas o el gordo Ronaldo. Pero era Curicó no más, en una cancha más blanda que el toperol de la princesa alba, y en un estadio que ni siquiera está terminado. Ustedes juegan con la pasión del hincha, señores dirigentes. 11mil pesos una galería no es injusto: es violencia pura.

¿Y el partido? Malo. Nada qué hacer. Te pago luca por ver la pichanga, y me estoy arriesgando. Uno que es azul hasta las bolas se emociona con un córner. Pero imagino a los que ven fútbol por diversión: bostezar era poco. Y más encima el árbitro andaba pistolero y expulsa dos jugadores a los 15 minutos de partido. Rebolledo, por un lado, y el Mati Rodríguez, por el otro. Gracias por su visita, vuelvan pronto.

No sólo eso: uno de los mejores en el tramo final del torneo pasado, Yerko Leiva, sale lesionado. Una desgracia mayor para un partido desgraciado. Al menos hay banca: Felipe Seymour entró y la ausencia de Yerko-puchento pasó inadvertida.

Y no mucho más para decir. Minuto 70, minuto 80, y nada. “Un gol”… pedíamos con un poco de inocencia, sabiendo que en el fútbol 60 segundoses una vida entera. Y así fue. Ubilla entró a demostrar que el azul es un equipo de primera, y logró el diseño de un penal que nos sacó del horno… Sí, un penal, como en muchas otras ocasiones. Se sufre con esta camiseta.

Y el profesor Pizarro volvió un día al gol. Tres puntos. Podemos debatir toda la vida si la U jugó bien o no, escuchar al conserje de la contra, a los borrachines en la cantina, al periodista envidioso. Todo un gasto inútil de saliva. La tarea se sacó adelante. No somos campeones ni mucho menos, pero estamos de arriba mirando al resto, y en tales condiciones se trabaja mejor. Así empieza la segunda aventura del Pastor Hoyos y su rebaño de leones. Amén.

PD. Pienso en el viernes, y ya me dio sed. Temuco a las 20 hrs. Estadio Pasional.

Por : JotaC