Lasarte y Banderazo: “Soy un privilegiado de estar hoy acá”

Martín Lasarte, aseguró que la principal motivación para enfrentar el Superclásico ante Colo Colo, este sábado en el Estadio Monumental, es que “el equipo rival está puntero”.

Consultado en la rueda de prensa posterior a la práctica en el Estadio Nacional, Lasarte respondió que la motivación pasa porque “el equipo rival está puntero, tiene una supremacía de hace años sobre nosotros y no estamos bien. ¿Qué mejor que eso? Es como combustible para mi”.

Si bien el equipo está prácticamente definido, reconoció que mantiene “una duda que no la sabremos hasta el momento de entrar a la cancha, un jugador cambia la situación”. La duda sería Patricio Rubio o Francisco Castro en ofensiva.

Sobre el masivo ‘banderazo’ que tuvieron en Ñuñoa, valoró que “son esas manifestaciones populares que a uno lo sorprenden gratamente. Que se produzca la reunión masiva de los hinchas no es natural y es bueno en la medida que lo podamos cuidar. Soy un privilegiado de estar hoy acá”.

Respecto del arbitraje de Eduardo Gamboa, cuestionado por jugadores azul, Lasarte recordó que “el árbitro no deja ser un personaje más de esta historia, es un protagonista, lo veo imposible que no se hable de él. Uno de los objetivos es terminar con once”.

Además, dijo que las bajas no solo afectan al albo, como los casos de Esteban Pavez y Gonzalo Fierro por suspensiones. “Hablan de los que no están en Colo Colo, pero no será ventaja para nosotros que no esté nuestro goleador como es (Gustavo) Canales. La baja de (Gustavo) Lorenzetti, que es nuestro mejor jugador táctico, es otra gran ausencia”, apuntó.

Consultado por la ausencia en la citación del meta suplente Miguel Jiménez, dijo que fue por “la sabida situación del tema reglamentario de los juveniles. En algún momento hemos utilizado a Miguel, pero en este caso pensamos que nos sería más necesario tener a un jugador más de campo como alternativa, con el riesgo que eso implica. Siempre es difícil dejar a alguien afuera por un asunto que no es estrictamente deportivo, no lo es”.