“Lograr acercar un poco la voz del hincha a la empresa”. ¿En que consiste el Consejo Azul?

Luego de la confusa salida de Mauricio Pinilla y la rápida venta de Ángelo Araos al extranjero, aparecen las discusiones sobre el manejo y gestiones de Azul Azul con los jugadores y el club. El mal momento que vive el equipo es evidente y claramente existen responsables. Este es el tema principal de lo que será la sesión extraordinaria de mañana en el Consejo Azul.

¿En que consiste este organismo?

Francisca Márquez tiene 28 años, madre de 2 hijos y es Asistente Técnica en el Banco de Chile. En el Consejo Azul representa junto a Julio Cifuentes a los abonados de sector galería. Desde noviembre de 2016 que integra esta entidad, luego de ser escogida por votación voluntaria de los hinchas en la página de Universidad de Chile. Son 11 representantes que se reúnen la primera semana de cada mes en el Centro Deportivo Azul para discutir y evaluar distintos temas referentes al equipo, al estadio, los hinchas, entre muchos otros.

La división del Consejo se realiza a través de comisiones de trabajo: Comisión estadio (se encarga de la parte logística de los partidos, accesos, problemas fuera y dentro de la cancha) y también las opciones que se han barajado para la construcción del estadio azul. Comisión casa de estudio (rol de la universidad en el club, mejoras para sus estudiantes), Comisión social (proyectos de inclusión, Sueño Azul), Comisión de identidad azul (a cargo de los ex futbolistas, charlas con cadetes y nuevos jugadores para conocer la mística de la U), Comisión fútbol formativo (relación con los equipos de formación en el club, como se desempeñan y cuales son sus problemáticas) y por último la Comisión marketing (proyectos de comunicación dentro del consejo).

Además de los inquietudes de cada comisión, se conversan los cambios en el equipo, contrataciones, cambios de DT. En cuanto a la participación femenina, además de Francisca, existen dos mujeres en el consejo: Carolina Coppo, directora en Azul Azul y Jaqueline Guerra, perteneciente a la puerta 10. “Trabajamos de igual a igual en el consejo, no hay distinciones. En ese sentido no he tenido ningún problema y se me ha considerado y escuchado” añade Francisca sobre la igualdad de género.

Sobre el acotado número de participantes en esta agrupación, Francisca menciona que: “obviamente quisiéramos que fuera más participativo, que fuera mas gente y existieran mas representantes por cada sector del estadio. En octubre o noviembre vienen votaciones de nuevo y la gente debería tener las ganas de participar, ya que en esta plataforma por lo menos te escuchan y te puedes descargar o levantar un descontento”.

Dentro de los objetivos logrados y por lograr expone que: “se han logrado varias cosas, como un preuniversitario para cadetes de la U, también una tarjeta especial para estudiantes de la universidad en donde obtengan descuentos en entradas a los partidos. En cuanto al estadio, hemos levantado las solicitudes de la iluminación en la salida de Guillermo Mann, pavimentar el camino y descongestionar la salida de autos en los estacionamientos, temas que se están trabajando de lleno”.

Dentro del Consejo Azul queda mucho trabajo por hacer, pero la meta mas inmediata sería buscar la efectividad real a las propuestas de sus representantes.”Queremos que el consejo sea resolutivo, que nuestras opciones sean viables para Azul Azul, que tengamos el poder de proponer la entrada o salida de un jugador y que sea valorado como tal”.

Así también, Francisca se refiere a la críticas que ha recibido por pertenecer a este consejo y los reparos que hay de parte de los hinchas a este organismo. “La  crítica va a existir ahora y siempre, sobre todo para la gente que no quiere nada con Azul Azul, yo no soy una beneficiaria de Azul Azul, no consigo absolutamente nada por ser del Consejo Azul y no tengo ni un tipo de regalía. En los consejos no vamos a conversar de la vida ni a sacarnos fotos, vamos a pelear y exigir explicaciones o preguntar el porqué. Al postular al consejo mi idea era lograr acercar un poco la voz de hincha a la empresa. Hablamos de igual a igual y no nos achicamos frente a los directores ni a la gente representando al club, a la gente que no le gusta me gustaría que se postularan y vieran por ellos mismos que se hace y como se trabaja”.

 

Daniela Alegría | Radio AzulChile.cl