Mora aún no tiene reemplazante en la U

En Universidad de Chile no quieren dramatizar. Desde el camarín, se encargan de asegurar que el plantel está más enfocado que nunca en la obtención del bicampeonato y que la caída ante San Luis sólo fue un traspié. Algunos, incluso, apuntan a la cancha de Quillota como la responsable del término de siete fechas de invicto que acumulaba el equipo que conduce Guillermo Hoyos.
Sin embargo, una de las problemáticas que enfrenta la U se centran, a diferencia del torneo anterior, en la delantera. Hoyos y el camarín lo saben. Ya nadie habla de las expulsiones de Gonzalo Jara, ni tampoco de los errores de Christian Vilches. Hoy, la falta de gol de los atacantes comienza a pasarle la cuenta al monarca del fútbol chileno. Ningún atacante, transcurrido tres fechas del Transición, ha podido anotar. En la victoria ante Curicó, en los azules convirtió David Pizarro, a través de lanzamiento penal. Frente a Temuco, fue un doblete de Gustavo Lorenzetti el que le entregó las tres unidades a los azules. Francisco Arancibia sí celebró, pero por la Copa Chile, ante Ñublense, en Chillán.
Es que la partida de Felipe Mora duele en La Cisterna. Pese al deseo de la institución de retenerlo, poco se pudo hacer al momento en que Cruz Azul desembolsó los US$ 4 millones que exigía la cláusula estipulada en su contrato. Hoy sus 13 goles, que lo encumbraron como el goleador del Clausura, se extrañan en demasía en el CDA.
La concesionaria, al momento de confirmar la salida del formado en Audax Italiano, centró todos sus esfuerzos en la llegada de diferentes valores que buscaban potenciar la ofensiva. Los nombres de Mauricio Pinilla, Francisco Arancibia e Isaac Díaz fueron desfilando uno a uno por la sala de prensa como nuevos refuerzos. A esos se les sumaba los que ya estaban: Leandro Benegas, Sebastián Ubilla y Jonathan Zacaría. Este último, pese a tener el alta médica, no ha sido considerado por estar lejos de su mejor versión física.
En el club se ilusionaban con el arribo de Pinilla. Su currículum lo avala. Christan Vilches, al momento de las negociociaciones, lo apuntaba como uno de las cartas para suplir a Moravilla: “Ni hablar de lo que es Mauricio. Dios permita que todo salga como todos esperan y él pueda llegar, creo que sería un aporte fundamental para suplir a Felipe, que es una ausencia bastante sensible”, decía en conferencia de prensa.
En el CDA saben que la falta de gol les empieza a pasar la cuenta. Pinilla, en su afán de destacar y marcar diferencias, entrena de manera diferenciada. Su plan, sin embargo, no viene desde hace un par de días; desde que llegó a Chile, el oriundo de San Miguel siempre se queda tras las prácticas ensayando movimientos y ejercicios de definición. Es uno de los pocos que lo hace. En algunas oportunidades se suma Leandro Benegas.
La U quiere volver a los goles y los abrazos. A las victorias. Ojalá, de la mano de sus atacantes.

Fuente : La Tercera