Opinión: Más dudas que fútbol

Pasaron dos semanas desde aquel desastroso e inapelable 2-0 en contra en el estadio Monumental, donde más dudas que certezas llenaron la cabeza de todos quienes amamos y los que dicen amar a la U, catorce días para mostrar una idea distinta, donde no juegan nombres sino que hombres (no lo digo en término machista para que no se mal entienda) que los rendimientos en entrenamientos son los premios para salir a la cancha el fin de semana.

De partida y lo más llamativo para este partido para muchos (excepto para mí porque lo merecía, por tanto no llamó mi atención) o casi todos era la ausencia del “gran” nombre de este año, Gastón Fernández. Excusa de una muela, rendimiento, vaya a saber uno el porqué de su suplencia pero ahí estaba al pitazo inicial; Herrera que con la lesión que arrastra también se perdía este encuentro y De Paul a la cancha haciendo muy bien su tarea. Regresaba Mora de regular cometido y esas fueron las novedades retomando el torneo.

Veinticinco minutos iniciales donde vi una U agresiva, con mucho juego por bandas sobretodo la derecha, pero la falta de confianza, la duda, o nervios hacían que todo se diluyera en los pies de Briceño que tuvo algunas ocasiones de anotar. Beausejour por el otro lado en una sociedad bien buena con Leiva también hacían pasar susto a la retaguardia celeste que entró dormida pero se fue acoplando bien conforme pasaron los minutos. La U no fue más que eso durante el primer tiempo y se salvó sobre el final de irse con el marcador en contra porque el árbitro (y sus asistentes) ignora (ron) una mano clara de Vilches y otra llegada donde el uno azul estuvo bien  

Segundo tiempo y con la misma tónica de los últimos minutos del primer tiempo, un partido discreto que a ratos tenia llegadas tanto de uno como del otro lado pero que nadie se atrevió a definir o a romper el cero, se preparan cambios que (personalmente yo no sacaba a Leiva y solo sacaba a Briceño por Zacaria) buscaban darle otro toque al equipo pero no había solución a un puzzle que la U no supo resolver teniendo el lápiz para llenarlo. Un Mano a mano que cualquiera sabe que debe jugársela por el todo con un disparo fuerte, pero el diez azul parece que no tiene idea, un tiro que hizo volar a Pinto, más el tiro que se perdió a boca de jarro, siga comiendo banca Fernández que el equipo anduvo bien sin usted.

Destacar una mejora en el nivel de muchos como Rodríguez, Vilches, Reyes pero sobretodo el hombre del partido el gran veintidós que tenemos, corrió, repartió y mojo la camiseta como se debe hacer en el equipo más grande de este país, Gustavo eres grande.

Viene Copa Chile, la UC del comandante y sus soldados, son ciento ochenta minutos donde les pido que dejen la vida en la cancha, que sigan el ejemplo de Lorenzetti y como se entregó de lleno hoy, corran, metan, encaren y salgan con el cuchillo entre los dientes porque la sed de revancha del 3-0 en contra aún se respira.

Por Cristóbal Arias Z.