Opinión: Recta Final para la #UdeChile

Algo ya se ha escrito y dicho sobre lo que queda de torneo de Apertura para la “U” y la importancia de los resultados en las 4 (sólo cuatro) fechas con que se completará su calendario de partidos de este semestre, incluido el cotejo de este sábado 19 ante Unión Española. Quienes ven ‘el vaso medio lleno’, piensan y afirman que si la “U” gana una buena cantidad de puntos, hasta podría llegar a obtener un cupo para la Copa Sudamericana 2017. Por su parte los que lo miran desde la perspectiva ‘del vaso medio vacío’, aquel de los bajos rendimientos, analizan este futuro inmediato proyectándolo al fin del primer semestre de 2017 y la actual pobre cosecha de puntos (13) pensando en que en esa época lo que se estará decidiendo será el tema del descenso con el sistema de tabla acumulada. En consecuencia acentúan la cercanía de la “U” con la línea más baja, a sólo 3 puntos de los colistas en este momento. Ambas visiones son lógicas, respetables y razonables. Así están hechos los reglamentos y así es como están en general los equipos en el presente campeonato.

Por lo tanto esto provoca una invitación a analizar probabilidades directas. No desde el punto de vista estadístico-histórico ni del de las tendencias. Simplemente, se trata  de mirar lo que viene para la propia “U” y para quienes la anteceden en la clasificación (en caso de mirar hacia arriba) y aquellos por sobre los que actualmente estamos (en caso de mirar hacia abajo). Analicemos la primera mirada. Todo, en un juego completamente ficticio y donde, hay que remarcarlo,  lo único que vale es que la “U” gane sus partidos.

Ya está dicho que actualmente la “U” tiene 13 puntos que la tienen ocupando el lugar 11º de la tabla del Apertura. Si se toma en cuenta que la línea de clasificación para torneos internacionales tendrá su ‘corte’ en el equipo que ocupe el 8º lugar de la misma, quienes la anteceden son Colo-Colo (14 puntos, 10º) y por delante de este,  ordenados de acuerdo a su posición, Palestino (15 puntos, 6º), San Luis (15 puntos, 7º), Santiago Wanderers (15 puntos, 8º) y Antofagasta (15 puntos, 9º). Lo primero a entender es que con todos estos rivales ya jugó la “U” por lo que no existe la opción de descontarles puntos y sobrepasarlos de manera directa, con la sola excepción de Temuco en la penúltima fecha, que actualmente ocupa el 5º lugar (16) pero que al momento de enfrentarlo es probable que incluso se pueda haber extendido la diferencia de puntos. Lo que hay que mirar entonces son los rivales de cada uno de los de 14 y 15 puntos.

Colo-Colo se mide esta semana ante Cobresal como local (13 puntos), luego ante O’Higgins como visita (19 puntos), ante Everton como local (11 puntos) y cierra ante Palestino como visita (15 puntos). Colo-Colo podría eventualmente frenar a O’Higgins y a Palestino de entre los rivales que tenemos por delante, y mantener por detrás nuestro a Cobresal y a Everton. Pero eso implicaría no ser alcanzado por la “U”.

Palestino por su parte, debe enfrentar en esta fecha a Audax Italiano como visita (14º con 11 puntos), para recibir luego a Unión Española (puntero, 21 puntos), viajar a enfrentar a Cobresal (12º con 13 puntos) y cerrar como local en Concepción con Colo-Colo. En una idea optimista, buenos resultados para la “U” serían que Audax le restara puntos a Palestino en la Florida, lo mismo que Unión Española y Cobresal (idealmente empates) y que ganara su partido de la última fecha a Colo-Colo.

En el caso de San Luis, debe medirse con Iquique (puntero, 21 puntos) como visita este fin de semana, partido que idealmente debiera perder, para recibir a continuación a Wanderers (resultado ideal empate), a Audax en la Florida (otro empate no sería malo), para culminar ante Unión Española en Santa Laura, que a esa fecha se estará jugando su opción por el título. En los partidos con ambos punteros, debiera darse la lógica que estos ganaran, contribuyendo a frenar su posición.

Santiago Wanderers en tanto, tiene como rival inmediato a Temuco como visita donde es probable que pierda puntos, y que Temuco se consolide arriba, para luego viajar a Quillota en un enfrentamiento entre 2 equipos ubicados por delante nuestro, lo que significará la pérdida de puntos para uno o ambos. Posterior a eso recibe a Huachipato que podría estar jugándose su opción de escapar del fondo y termina visitando a O’Higgins, en otro duelo con un  rival de mayor puntaje que la “U” que debe redundar también en una merma en el avance de uno de ellos o ambos.

Por último, el panorama para Antofagasta es el siguiente: se mide esta semana como local ante U. Católica en un partido donde podría dejar puntos (resultado ideal empate) y luego recibe a uno de los punteros – Iquique – lo que le pone obstáculos serios en su camino. Termina con 2 partidos fuera de casa, el primero de ellos ante Unión Española donde debiera ceder los 3 puntos y termina con Everton donde otra vez lo mejor sería un empate. Junto a Wanderers, Antofagasta debiera ser uno de los 2 rivales más accesibles para la “U” en su propósito de desplazarles de su posición en la tabla.

Si miramos la tabla hacia abajo, lo que atrae de manera más optimista son los partidos entre rivales directos como el duelo entre colistas de esta semana (Huachipato – U. de Concepción), y los de la última fecha en que la “U” recibe como local a Huachipato y U. de Concepción debe ir de visita a El Salvador. Estos confrontes, seguro dejarán rivales estancados en lo bajo de la tabla. A lo anterior, agregar los cruces entre Cobresal y Everton de la próxima semana, de Cobresal con Palestino en la siguiente y de Audax con Iquique en la última fecha.

Pero como ya fue advertido, todo esto no es más que un juego de números y expectativas, más allá de las reales probabilidades. Es fútbol-ficción, porque lo que vale es lo que la “U” haga a partir de este sábado en la cancha de Santa Laura. Pero es bueno tener el panorama definido y aclarado a estas alturas. ¿O no?

 

Por Jaime Aguirre Dueñas/ @jaimeagUirred, Director de @Cienx100Azules