¿Quién fue “el doctor”?

Si revisamos la historia futbolística de Universidad de Chile, nos podemos dar cuenta que, hay una posición en que ha habido poca rotación en cuanto a nombres y los titulares de ese puesto, se han mantenido por varias temporadas con la camiseta estelar. Ese puesto, es el arquero.

Repasando desde los inicios, la última etapa en el amateurismo y los primeros en años en el profesionalismo, la portería tuvo un nombre clave e indiscutido; Eduardo Simián.

En la segunda parte de los 50s, René Pacheco se quedó con el arco, siendo sucedido por Manuel Astorga. Entre ambos, se quedaron con la portería por más de una década, para luego entregarle la posta al “gringo” Nef. Posteriormente, Hugo Carballo se quedó con los guantes.

Si bien es cierto, en los ochenta y primeros años de los noventa, es el periodo donde se presenta una mayor rotación en el puesto, con nombres como Oscar Wirth, Raúl Díaz, Nicolás Villamil, Héctor Giorgetti, Eduardo Fournier y Walter Mella, llegado 1992, Sergio Vargas se transforma en el titularísimo durante diez temporadas, dando paso a Johnny Herrera, Miguel Pinto y nuevamente el Samurai Azul, hasta llegar a la temporada actual. Vale destacar que, todos aquellos que estuvieron más de dos temporadas, como titular en el arco Azul, lograron ganar algún título.

Sin embargo, poco se habla de uno que fue fijo durante casi una década y media en la portería de la “U”, y que además tuvo la compleja misión de defender la portería, tras el retiro del Pulpo Simián. Me refiero a Mario Ibáñez, el doctor.

Comparto con ustedes esta columna, ya que creo que es uno de los jugadores subvalorados en nuestra historia. Claro, fue parte de los planteles que no consiguieron logro alguno, durante diecinueve años, pero no por eso podemos dejar de lado, lo que hizo “el doctor”, defendiendo a nuestra institución.

Ibáñez, nace el 28 de Julio de 1921, en la ciudad de Valparaíso, y ha sido uno de los más grandes arqueros en la historia del Romántico Viajero.

Oriundo del Cerro Placeres, arribó a Universidad de Chile proveniente del Deportivo Las Zorras, club tradicional de Valparaíso (l@s porteñ@s, entenderán mejor a lo que me refiero). Tuvo la compleja misión, como mencioné anteriormente, de reemplazar a Eduardo Simián, quien tras conseguir el título de 1940, decidió continuar su carrera profesional como Ingeniero.

Al pasar al primer equipo, Ibáñez compartió su pasión por el fútbol, con los estudios de Medicina. Ahí su apodo; “el Doctor”.

Debutó en Abril de 1941, en un partido amistoso ante Santiago Morning y no soltó más la titularidad por 15 temporadas. ¡¡SÍ, QUINCE!!

Defendió solamente la camiseta Azul (celeste por esos años), en 322 oportunidades, siendo el décimo noveno jugador con más partidos oficiales jugados por Universidad de Chile.

Falleció el año 2004, a los 83 años. Hoy tendría 99 años. ¡¡Un grande el Doctor!!!

A la luz de lo expuesto acá, no puedo no realzar a alguien que luchó por llegar a nuestro club y que defendió nuestros colores dejando todo en la cancha, por más de diez años. Sin duda, “el doctor” es uno de los grandes en nuestra historia.

La Columna Retro del Profe

lacolumnaretrodelprofe@gmail.com