Sería todo en Copa Libertadores

Partido de Vuelta ante River Plate de Uruguay en el Estadio Nacional Resultado 0-0. Fotografias Cristobal Arias

Cuadro mágico tenía la complicada misión de revertir el 0-2 en contra propinado por River Plate en la ida en Maldonado, para dar vuelta la lleva por la primera fase de la Copa Libertadores y, así, avanzar al grupo 2 del certamen continental.

Y el público puso todo de su parte para lograr el objetivo, llegando en masa al estadio Nacional, con alrededor de 30 mil hinchas. No obstante, eso no fue suficiente y solo logró un opaco empate sin goles, sentenciando su eliminación de la copa, ratificando su mal momento y, de paso, decretando el primer fracaso de Sebastián Beccacece al mando del equipo.

En la primera parte el dominio de las acciones la tuvo el conjunto azul. No obstante, pese a mostrar un buen ritmo y dinámica, en comparación con sus últimos partidos, careció de profundidad y elaboración de juego, por lo que solo llegó con peligro en remates de distancia y de pelota parada.

Por su parte, los uruguayos apostaron a esperar a los nacionales y mediante balonazos largos a Michael Santos y Schiappacasse, quienes se generaron más de alguna oportunidad de anotar ante una defensa azul que estaba siempre expuesta, debido a que el mediocampo generalmente se encontraba en labores ofensivas.

La primera gran aproximación de peligro llegó por parte de River Plate. A los 6’ tras error en la última línea, Michael Santos levantó el balón por poco ante la salida desesperada de Johnny Herrera.

La tibia respuesta azul llegó diez minutos más tarde con un tiro libre de Gustavo Canales que el meta Nico Pérez contuvo con un puñetazo que se fue al tiro de esquina. Minutos más tarde por el mismo expediente, Fabián Monzón pudo abrir la cuenta peros su tiro caprichosamente también salió desviado.

A los 25’ otra vez River sacó provecho a las falencias azules en la retaguardia y con un remate de Schiappacasse estuvo. Cuando corría el minuto 33’ veloz contragolpe que Michael Santos no pudo definir de buena manera ante el capitán azul que salió rápido y propinó una contra, que terminó con un tiro de fuera del área de Fabián Monzón que rozó el palo izquierdo de Pérez.

Con más ganas que fútbol, Universidad de Chile metió en su campo a River y se generó varias ocasiones de gol con remates de distancia de Matías Rodríguez y Leonardo Valencia, que había ingresado promediando el primer tiempo por Sebastián Martínez para da mayor volumen ofensivo al equipo.

En el complemento, y con el envión que le dio el buen final del primer lapso, los azules buscaron con más elaboración la apertura de la cuenta. Pero, nuevamente careció de elaboración en las jugadas, lo que el conjunto adiestrado por Juan Ramón Carrasco supo sacar provecho para insistir en apostar en la contra y dejar que el reloj tomara su curso.

Los últimos tiempos minutos a un conjunto de Sebastián Beccacece desesperado y jugando contra River Plate, el marcador, el tiempo y su impericia, por lo que buscó el gol con centros que nunca complicaron a los charrúas, que hicieron su negocio y se llevaron la clasificación por primera vez en su historia.

Con este resultado, Universidad de Chile no pudo alcanzar el Grupo 2 de la Copa Libertadores y deberá enfocarse en el torneo de Clausura, el único certamen que le queda en el semestre y donde se ubica el sexto lugar con seis puntos, a cuatro de los líderes, Palestino y Universidad Católica.