¡Somos campeones otra vez!

Era la final esperada por todos y no defraudó. En una fiesta del fútbol ante 11.222 espectadores controlados en el estadio La Portada de La Serena, Universidad de Chile venció por 5-3 a Colo Colo en tanda de penales, luego de igualar de manera angustiante en los 90 minutos y se quedó con la Copa Chile 2015, alcanzando el cupo del Chile 3 para la Copa Libertadores 2016.

Como en esta clase de compromisos, los primeros instantes fueron de estudio, en la que ambos elencos intentaron adueñarse del mediocampo, destacando en los azules Guzmán Pereira y en los albos Martín Rodríguez.

La primera ocasión de real peligro llegó recién a los 12 minutos. Tras un medido centro de Mathías Corujo, Patricio Rubio con un impecable golpe de cabeza obligó a Justo Villar a estirarse tal cual largo es para enviar el balón con mano cambiada al tiro de esquina.

A los 14’ vino un tibio ataque de los albos con un cabezazo de Leonardo Cáceres y un minuto después, Esteban Paredes batió a Jhonny Herrera, pero su tanto fue anulado por posición de adelanto.

La apertura del marcador llegó a los 25 minutos. Mathías Corujo recuperó un balón en la mitad de la cancha, avanzando varios metros para combinar al costado derecho con Luis Felipe Pinilla, quien envió un centro que el mismo Corujo conectó de primera para dejar sin opción a Villar. Golazo que desató la alegría de la hinchada azul y Martín Lasarte, quien festejó efusivamente el gol.

El tanto lo sintió Colo Colo y los estudiantiles aprovecharon para buscar el segundo tanto mediante la vía del contragolpe. No obstante, los dirigidos por José Luis Sierra lograron despertar y estuvieron muy cerca de lograr la paridad.

Gonzalo Fierro tomó un balón a los 42 minutos y sacó un potente remate que obligó el lucimiento de Herrera, quien envió la pelota al costado derecho, donde se encontraba Jean Beausejour, quien centró para Paredes y este no empalmó bien en el balón saliendo por un costado cuando la hinchada alba ya coreaba la paridad.

En el complemento, Martín Lasarte movió sus piezas con el ingreso de Sebastián Ubilla por Luis Felipe Pinilla para dar mayor velocidad en la ofensiva. Por du parte, Colo Colo adelantó sus líneas en procura del empate, siendo la primera aproximación con un débil disparo de Paredes a los 48’ que encontró bien ubicado a Herrera.

A los 60’ los albos casi lograron la paridad. Luego de un pivoteo de Paredes, Martín Rodríguez remató esquinado de cabeza y Jhonny Herera sacó chapa de héroe para evitar el gol. Tras cartón llegó la respuesta azul con un disparo angulado de Leonardo Valencia que Justo Villar mandó al córner de manera magistral.

De ahí en más el partido ganó en intensidad y llegadas. Por un lado Colo Colo con la desesperación que le daba el resultado y contra el tiempo, se aproximó a la portería laica. Mientras, los azules, apostaban a sentenciar el partido con el expediente del contragolpe.

Cuando se jugaban los descuentos, y los universitarios ya celebraban el título, Luis Pedro Figueroa apareció en el segundo palo tras un centro de Beausejour anotó el empate. La Copa Chile se definía en los penales.

Y desde los 12 pasos, los universitarios fueron más efectivos, en el que Johnny Herrera se vistió de héroe al tapar un penal a Martín Rodríguez y luego convertir el último lanzamiento de la serie para decretar el 5-3.

Con el triunfo, Universidad de Chile alcanzó la quinta Copa Chile de su historia y, de paso, obtuvo su pasaje a la próxima Copa Libertadores, despidiendo de la mejor manera a Martín Lasarte.