Ubilla: “A nosotros nos falta un partido de 90 minutos buenos”

Sebastián Ubilla, admitió este lunes que al cuadro mágico le falta mayor regularidad en su rendimiento, en el objetivo de tocar techo en el semestre, y aclaró que “el camarín esta muy bien y unido” de cara a la revancha con San Luis.

En un breve análisis del funcionamiento del elenco que dirige Martín Lasarte en esta segunda parte del año, el ‘Conejo’ declaró en rueda de prensa en el CDA que “la idea es llegar rápido al arco rival, a veces perdemos muchos balones y eso nos pasa la cuenta. Quedan cosas por mejorar y por eso entrenamos en la semana para reflejarlo en la Copa Chile y el campeonato”.

“A nosotros nos falta un partido de 90 minutos buenos. Jugamos a ratos bien y luego decaemos. Nos falta un buen partido para agarrar confianza, despegar y para entusiasmar al hincha”, añadió.

En cuanto al ambiente existente en el grupo, luego de un irregular andar en el Apertura y estar al borde de la eliminación en la Copa Chile, el ex Santiago Wanderers indicó que “el camarín está muy bien. Uno no puede ser amigo de todos, pero llevamos una convivencia muy buena, nos apoyamos todos dentro de la cancha, somos hermanos”.

Respecto a lo que viene para el elenco colegial, el nacido en Quilpué reconoció que esta semana será crucial para el futuro azul, con la revancha frente a San Luis y el pleito con Audax Italiano por el torneo nacional.

“Esta semana va a ser bastante complicada. Debemos revertir un resultado en casa en un parido difícil, pero estamos con todas las ganas de sacar esto adelante. Después jugamos en La Florida, así que será una semana decisiva para nosotros”, apuntó.

De no lograr dar vuelta la llave ante los quillotanos, Ubilla señaló que “será complicado. Esta institución siempre tiene que estar peleando todos los frentes y estar en las copas internacionales. La responsabilidad no es de Martín (Lasarte), es de los jugadores, nosotros tomamos las decisiones y terminamos siendo los responsables de las cosas que están pasando”.

Ya pensando de lleno en el pleito de vuelta con el último campeón de la Primera B, el ariete de 25 años expresó que “para este partido se trabaja mucho la parte mental, donde hay que estar muy fuerte y marcar rápido para que ellos sientan la presión del publico y de nosotros. Tenemos todas las armas y desde el primer minuto buscaremos los goles rápido para revertir el resultado”.