Veinticinco años nos costó

Jamás pensamos que ya entrando al mes de Septiembre «Mi viejo amigo» esté aún en la cuerda floja. Si bien en el torneo Nacional no se pierde desde el partido en el Bicentenario de La Florida, ante Audax Italiano, y que con la incorporación al primer equipo del técnico Hernán «Capo» Caputto, cambiaron los aires y se renovaron las energías, el compromiso ante Cobresal el pasado sábado por los cuartos de final de Copa Chile, se dió un paso en falso y ese equilibrio que consiguió el equipo y su técnico se vuelve a cuestionar.
Podemos decir que faltaron jugadores, que faltó Camilo Moya, que se ahogaron, pero esas respuestas no quitan que volvamos a sentirnos en la cuerda floja. Sabemos que a lo largo de todo el año la incondicional hinchada llena los estadios y l@s que no pueden asistir, tiran esa buena energía que se necesita para estos momentos. Pero, ¿podremos salir de este momento sólo con «Optimismo y fe»?.
Aún nos falta el partido de vuelta contra Cobresal, 3-1 abajo y se ve complejo el avanzar y seguir soñando con la Copa Libertadores, pero aún queda «Optimismo y fe». Se viene el súper clásico a la vuelta de la esquina, el sábado 5 de octubre. Más allá del momento que nos toca, creo que es el mejor escenario para acabar con la maldición, pero primero Unión Española en Independencia, cancha que acomoda bastante, pero con un conjunto local que venía dormido y que va en alza en estos últimos compromisos.
Quedan 30 puntos en disputa y terminamos la participación justamente donde después de 25 años sin conseguir un título se logró, quedó bautizada como «Tierra Santa», en aquel momento donde hinchas emocionados se llevaban trozos de pasto y de redes de los arcos por dicho momento histórico para nuestro club.
Esperemos que luego de justamente 25 años de aquel inolvidable momento, sea en «Tierra Santa» donde digamos, a pesar de todos los problemas externos, internos, cambios de técnicos, cambios de directorios, malas rachas y muy mala suerte en algunas situaciones, lo logramos con la ayuda de todes, porque finalmente, pase lo que pase y sea lo que sea,  la»U» nunca fueron sólo 11 jugadores, la»U» somos todes._
Jota Casanova | Radio AzulChile.cl