Victoriano Cerda: «Jamás he hecho negocios con Michael Clark»

El Presidente de Huachipato, Victoriano Cerda, desmintió todo tipo de rumores que lo vinculaban con Azul Azul y quienes lo componen. Mediante su cuenta de Twitter, el dirigente de los acereros, negó que exista algún tipo de vínculo o negociación con Azul Azul. «La haré muy corta. No he hecho negocios con Michael Clark. Jamás he hablado ni una palabra con Cecilia Pérez sobre AA. En lo sucesivo, no seguiré aclarando cada estupidez que se le ocurre a cualquiera inventar. Simplemente, de ahora en adelante, demandaré a todo aquel que invente», descargó Cerda.

Todo esto, tras una serie de cuestionamientos que habían salido a la luz por parte del medio CIPER, y que fue emitido en el programa de TV+, Círculo Central; quienes indicaban que la compra del club por parte de Clark y compañía, se terminó de pagar con el pase de Ignacio Tapia (proveniente de Huachipato en U$D 800.000 por el 50%). Además, se dice que Victoriano fue quien puso el dinero para que el Grupo Sartor comprara Azul Azul a Carlos Heller, y que la compra de Tapia fue para devolverle parte del monto que había prestado el controlador de Huachipato. Y para más colmo, le llegada de Cecilia Pérez al directorio de Azul Azul, habría sido netamente porque es ella quien actúa de intermediaria entre el club y Cerda, ya que la ex Ministra de Deportes es su representante.

La polémica llegada de Mauricio Etcheverry y la amenaza de la casa de estudios

Pero este no es el único escándalo dentro de la concesionaria de Azul Azul. También, según indicó Felipe Bianchi en el programa, la llegada de Mauricio Etcheverry también es dudosa, y que lo trajeron de vuelta al fútbol porque Pablo Milad lo conoce. Pero no está solo, porque Patrick Kiblisky, ex Presidente de Ñublense de Chillán, y amigo íntimo de Sergio Jadue (a quien ayudó a sacar el dinero que ‘robó’ en paraísos fiscales), habría sido quien le mencionó a Clark el nombre de Etcheverry.

Debido a todo el problema que se está generando últimamente, desde la rectoría de la Universidad de Chile, están pensando seriamente en pedir de vuelta el nombre del club y podría ser desafiliado (bajar a 3era división), perdiendo nombre, escudo y colores que lo representan.

Podrían ser días fundamentales para saber si Azul Azul se mantiene al mando del club, o si finalmente deciden abandonar la concesión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *