• Sáb. Feb 17th, 2024

Los juveniles sacan la cara en la U.

Para nadie es un misterio que la U, ha tenido un año difícil desde los resultados y también en lo futbolístico. El equipo carece de un estilo y la conformación del plantel, tampoco ha contribuido a concretar una idea de juego.

En este particular año, los juveniles han tenido un inusitado protagonismo y les ha tocado poner el pecho a las balas, lamentablemente porque el plantel de la U es corto y tiene pocas variantes, sobre todo en defensa.

Bastián Tapia, José Castro, Daniel Navarrete, Lucas Assadi, Dario Osorio y Cristóbal Muñoz, son algunos de los juveniles que han tenido minutos y han sido alternativas válidas, ya que los jugadores mayores que estaban llamados a ser titulares, no tuvieron el desempeño esperado.

Tapia a su corta edad, debió transformarse en el líder de la última línea, sin referencias claras, como si lo tuvo Alex von Schwedler con Ronald Fuentes, en el bicampeonato 99-2000.

En el mediocampo ofensivo el talento de Assadi y en particular la irrupción de Darío Osorio, le han dado frescura y fútbol a un equipo que con Junior Fernandes y Jeisson Vargas no lo ha tenido.

Es destacable el desempeño de los juveniles, porque no viven el proceso de integrar el primer equipo paulatinamente, con los tiempos correspondientes, por el contrario, han tenido que jugar con la permanente presión de conseguir victorias, sin un fondo ni una idea clara de fútbol.

Leemos tus comentarios en todas nuestras plataformas. Opina con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *