• Sáb. May 25th, 2024

Una buena visita: Guillermo Marino

16 de Junio del 2016/SANTIAGO En el centro de entrenamiento azul (CDA), se realizo una practica del cuadro universitario, de cara al nuevo torneo del campeonato nacional, que comienza en Julio FOTO: RODRIGO SÁENZ/AGENCIAUNO

Hace varios días que entrena en el CDA, pero no es parte de los refuezos de cara a la nueva temporada azul.

Hace algunos días se supo de la presencia de Guillermo Marino en los entrenamientos del primer equipo de la Universidad de Chile. Esto generó gran conmoción entre los hinchas y seguidores del cuadro mágico, puesto que el memo o guille, como la gente con cariño se refiere a él, dejo una buena imagen en su paso por la Universidad de Chile entre los años 2010 y 2012, siendo un pilar fundamental en la obtención del tricampeonato y la copa sudamericana.

Llegó a la U en Agosto del 2010 a reemplazar a Walter Montillo, en los tiempos que la banca azul era ocupada por Gerardo Pelusso, disputando 10 partidos por el torneo nacional, 1 por copa sudamericana y  2 por liguilla prelibertadores.

Cuando llega a dirigir al cuadro mágico Jorge Sampaoli, se decide declarar prescindible a Marino, pero al no tener un jugador que le diera la seguridad de hacerse con la creación de juego en el equipo, decide dejar al 8 para cumplir con esa función. Ya sabemos cómo terminó esa historia: El 27 de febrero de ese año marca su primer gol por la U en un partido contra Universidad de Concepción. Posterior a esto comienza a ser figura indiscutida en el campeonato del apertura 2011, en donde el argentino jugó 22 partidos y marcó 2 goles. En el torneo de clausura de ese mismo año, después de una lesión y la llegada de Gustavo Lorenzetti, sólo logró ingresar desde la banca en 6 encuentros de la copa sudamericana, y en 10 partidos del campeonato de clausura, ambos campeonatos ganados por la U.

En el 2012, otra vez fue fundamental en el campeonato obtenido gracias a sus 2 goles en la final contra O’Higgins de Rancagua, siendo el segundo a los 90 minutos del partido de vuelta contra los del cuadro celeste.

La llegada de Dario Franco a dirigir al equipo no le trajo mayores inconvenientes al guille, ya que siguió siendo una de las figuras del plantel. Esto queda demostrado en el encuentro por copa libertadores contra Newell`s en Rosario, donde marca un gol en ese triunfo por 2 a 1.

Posterior a esto, su titularidad no es continua pero sigue demostrando porque es considerado por la hinchada azul como uno de los mejores en ese plantel, tanto así que en la final de copa Chile contra Católica, ingresa en el segundo tiempo y es fundamental en la obtención de esa copa.

En los 3 años que estuvo en la U, Guillermo Marino juega 117 partidos, donde marcó 8 goles y obtuvo 5 títulos: 3 campeonatos nacionales, 1 copa sudamericana y 1 copa Chile.

El 24 de Mayo del 2013 Marino juega su último partido por Universidad de Chile, en donde fue reemplazado en el segundo tiempo.

El argentino de 35 años se encuentra en estos momentos sin club, y para mantener su condición física en buen estado, y aprovechando su cariño con la U, y su cercanía con 2 jugadores azules, sus amigos Matías Rodríguez y Gustavo Lorenzetti, vino a realizar pretemporada con el cuadro mágico.

“Me gustaría quedarme en la U, pero no depende de mí” fueron palabras del propio Marino que al saber que la hinchada azul lo quiere de vuelta sólo tuvo palabras de agradecimiento.  

Al terminar la copa América dejará el centro deportivo azul, pero su futuro es incierto.

Por Juan Rojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *