• Mar. Abr 23rd, 2024

Revisa la reflexión de Jaime Aguirre sobre el momento de la U y las palabras de Sebastián Beccacece.

El título puede parecer dramático y exagerado, pero esperemos que en el desarrollo de esta columna de opinión vaya quedando claro que es el apropiado para la misma. Una que se refiere a que el crédito de 15 fechas ya se redujo a 14. Una que hace énfasis que la “U” y su DT están viviendo una jugada al cara o sello. (“O cumple con ser campeón o se va sin recibir nada…”). Y una que intenta decir las cosas en palabras simples y tal como son.

Se podrá pensar que la derrota en Valparaíso es la principal base argumental para este escrito, pero la verdad es que aquello sólo influye en el cálculo de ‘la merma’ en el crédito que se le otorgó al técnico para asegurar su continuidad más allá de este torneo de Apertura y Copa Chile. Cualquiera hubiera sido el resultado del partido ante Santiago Wanderers, la cuenta regresiva se estaría viviendo de igual forma. Quedarían exactamente igual 14 fechas por disputar y con ello el vencimiento del plazo ‘fatal’ acordado por las partes. Es claro, de haber ganado en el puerto el fin de semana, ‘el aspecto’ sería mucho más favorable, positivo y optimista.

Pero bastó ese partido, el del debut, más el antecedente de que no sólo el resultado haya sido negativo, para otorgarle una potente cuota de pesimismo, incertidumbre y molestia especialmente en quienes antes o durante el desarrollo del semestre pasado pusimos una cuota de temor y desagrado por el hecho que a la “U” llegara un técnico sin antecedentes personales en términos de tener a todo un cuerpo técnico y al plantel de un equipo grande bajo su mando. Y no se trata de enfatizar en un “yo lo dije”, porque eso es lo que menos importa y no modifica nada. La campaña anterior fue mala lo haya anunciado quien lo haya hecho y haya elegido quien lo haya decidido al técnico. Si hay quien piensa lo contrario, tiene todos los respetos de este columnista, principalmente porque debe sentirse muy solitario con su evaluación.

Para mayor abundamiento, baste recordar la frase del propio DT a horas del debut el pasado viernes en el CDA, acerca de que “jugaremos 15 finales…”, refiriéndose al ‘todo o nada’ deportivo frente al que se encontraba enfrentado. Y a confesión de partes…

De manera que el partido de este sábado, igual que todos los de este torneo corto, es crucial para el futuro de nuestro querido equipo. Y los venideros se irán tornando aún más decisivos y relevantes en la medida que no se obtengan buenos resultados. La tarea obligatoria de ganar por lo tanto, para que no se escapen los que ya lo hicieron en la fecha anterior entre otras cosas, se transforma en dramáticamente importante. No hay otra posibilidad ni lectura. Cada semana, esto será un ‘ahora o nunca’. Para la “U” y, sobre todo, para el cuerpo técnico. La cuenta regresiva está en marcha, y este fin de semana se vivirá otro episodio. Esperemos que sea feliz y victorioso. Y ojalá jugando muy bien.

Por Jaime Aguirre Dueñas de @Cienx100Azules.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *