• Mié. Jun 12th, 2024

Durante los días previos, se señalaba que Universidad de Chile entraría con ideas contradictorias a enfrentar a Cobresal en el campamento minero de El Salvador. Puesto que, una victoria azul, no sólo acercaría al equipo laico a posiciones de avanzada buscando un cupo a Copa Sudamericana, sino que también le daría una mano a los seguidores del puntero que jugarían al unísono (tres partidos a la misma hora), y en especial al archirrival, que se encontraba en una posición expectante, esperando la caída de Cobresal frente a los azules.

Lo cierto es que Universidad de Chile saltó al campo de juego con la clara intención de llevarse el triunfo; y a pesar de estar jugando en la altura, entró con intensidad, juego directo, descartando cualquier tipo de conjeturas, sin embargo, y como ha sucedido en gran parte de la campaña azul, el equipo dirigido por Mauricio Pellegrino, careció de finiquito.

El primer lapso estuvo marcado por una «U» combativa, que siempre trató de buscar el arco del frente. Y aunque Cobresal estuvo cerca de abrir la cuenta en los pies de Franco García, Universidad de Chile fue el equipo que tuvo las ocasiones más claras para generar el desequilibrio en el marcador, sin embargo, el elenco azul encontró una respuesta clara de resistencia desde el arco local, en donde Leandro Requena estuvo sobrio para contener los embates de los delanteros azules.

Hasta que llegó el momento de suerte para Cobresal, un centro desde el sector derecho hacia la media luna azul, fue interceptado por Cristofher Mesías, quién con un colocado zurdazo al ángulo, batió a Cristopher Toselli (45+4′).

Comenzando el segundo lapso, Universidad de Chile salió con todo en búsqueda de la paridad en el marcador. Posterior a un tiro libre lanzado por Leandro Fernández, que su tocayo Leandro Requena mandó de manera elástica al tiro de esquina azul. Tras cartón, Marcelo Morales lanzó un centro desde la banda izquierda en el ataque azul, el cuál fue desviado entre atacantes azules y defensas cobresalinos, que por consecuencia fue mandado al fondo del arco de manera involuntaria por Marcelo Jorquera, decretando el empate para los azules, mediante un autogol (57′).

Sin embargo, la respuesta de los locales vendría inmediatamente, en una jugada llena de fútbol, Cecilio Waterman, eludió a Cristopher Toselli, y marcó el tanto de desequilibrio para Cobresal (60′).

Universidad de Chile no cesaría en los intentos por llegar al empate, trascurridos pocos minutos del tanto de los nortinos, en un descuelgue ofensivo desde el sector izquierdo, Renato Cordero lanzó un centro bombeado, que tras un rebote, Leandro Fernández, sacó un potente zurdazo, el cuál dio en un defensa nortino, y le permitió a Cristian Palacios llegar al empate, tras chequeo de VAR (66′).

Parecía una guerra sin tregua, más aún cuando la «U» parecía que llegaba a su plenitud, en una jugada personal, Leandro Fernández lanzó un verdadero misil con su zurda, el cuál dejó sin respuesta al arquero local, marcando un verdadero golazo (76′).

Sin embargo, Cobresal tendría una respuesta magistral para el final del partido, cuando todo estaba cuesta arriba para los nortinos, el técnico Gustavo Huerta, hizo cambios en su equipo, que movieron el tablero, tan así, que Cobresal llegó al tanto del empate, a través de Julio Castro (81′). Y en el epílogo del partido, cuando ya no quedaba nada, Gastón Lezcano, batió de zurda a Cristopher Toselli, desatando la algarabía de los hinchas cobresalinos (90+5′).

En conclusión; restando sólo una fecha para concluir el torneo, Universidad de Chile mostró buen fútbol, sin embargo, eso no alcanzó para triunfar. Y en la antesala del próximo duelo, en donde el Romántico Viajero recibirá a Ñublense de Chillán, los azules esperan llegar al triunfo, y esperar una serie de combinaciones de resultados, que le permitan clasificar a Copa Sudamericana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *